fbpx
Seleccionar página

Por Jorge Peralta – Lectura 1 minuto

Cuando los miembros de una empresa familiar inician su proceso de profesionalización es importante que tengan en claro que tipo de empresa familiar desean llegar a ser. Pudiendo, así, identificar y alinear el diferencial de intereses subsistentes entre ellos. Lo cual les será de utilidad al consensuar la toma de sus primeros acuerdos de familia para facilitar su posterior ejecución.

En sus investigaciones el profesor Miguel Gallo (2004), propuso cinco tipologías de empresas familiares según el modelo de las relaciones de trabajo. Su propuesta tomó como criterio básico las responsabilidades que los miembros de la familia desempeñan o pueden llegar a desempeñar con el tiempo dentro de la empresa familiar. Advirtiendo que:

“Las buenas empresas familiares, las que llegan a ser multi-generacionales y exitosas, no caen en la trampa de confundir la capacidad de los miembros de la familia para desempeñar las responsabilidades que les correspondan con el hecho de que sean propietarios, a la hora de su incorporación y de la asignación de responsabilidades”

Los tipos de empresa familiar propuestos son:

La empresa de trabajo familiar; es aquella donde los propietarios promueven que cualquier miembro de la familia trabaje en la empresa. Una buena empresa de este tipo lleva a cabo lo necesario para que todos los miembros de la familia que voluntariamente deseen trabajar en ella puedan hacerlo. Cada uno en un puesto de trabajo de acorde con sus capacidades y con una remuneración adecuada a las actividades que realiza.

La empresa de dirección familiar; bajo esta tipología los propietarios también tienen como objetivo mantener la unidad de la familia a través del trabajo. Sin embargo, son más exigentes en permitir que los miembros más competentes y con mejores condiciones para desempeñar responsabilidades sean los que se vinculen al negocio. Por lo general, estos miembros asumen cargos de responsabilidad gerencial o directiva, así como el liderazgo de funciones para las que se precisa una elevada especialización técnica.

La empresa de gobierno familiar; en este modelo la familia propietaria ha resuelto que su participación será exclusivamente en las funciones de gobierno. Llegando a contar con a profesionales competentes no familiares para la gestión. No interfieren en el trabajo de los gestores, pero si ejercen sus derechos de representación en los órganos de gobierno concernientes.

La empresa familiar de inversiones y emprendimiento; es una empresa de gobierno familiar, se representa en aquella familia en al cual sus miembros se mantienen unidos para hacer inversiones y además promueven el espíritu emprendedor de sus miembros. Apoyan al emprendimiento de sus miembros a través de préstamos, capital fijo o semilla, asesoría y consejo.

Empresa familiar coyuntural; Esta tipología, corresponde a aquella cuyos miembros tienen la firme intención de continuar unidos, aún cuando resulta previsible que por circunstancias del entorno competitivo o de la propia familia, se tendrá́ que dejar de ser empresa familiar en un periodo no muy prolongado en el tiempo. Sus miembros están convencidos de que vender o fusionarse con terceros es beneficioso en vez de desgastarse en discrepancias y luchas.

Considerando los distintos tipos de empresas familiares propuestos, los miembros de familia propietaria podrán establecer qué tipo de empresa familiar desean ser; considerando su complejidad, el diferencial de intereses entre sus miembros y sobre todo su cultura familiar. Adoptando acuerdos de familia que les conduzcan a una ejecución eficaz para lograr su propósito.

 ¿Y Ud. que tipo de empresa familiar desea llegar a ser?