fbpx

Por Patricia Vidal – Lectura 2 minutos

En una conferencia sobre gestión de empresas familiares, en la cual me tocó ser una de las expositoras, uno de los participantes, fundador de una empresa familiar, nos contó que había traspasado sus acciones de la empresa a la siguiente generación. Él tomó tal decisión para promover una mayor identificación y compromiso (Sentido de Pertenencia) de los miembros de la generación menor con la empresa.

Cuando le pregunté sobre los resultados, no hubo necesidad que contestara.  Su rostro reflejaba la respuesta: “no se logró nada”.  Y en general, este tipo de decisiones son bastante ineficientes sin una adecuada planificación, sin mencionar las contingencias a nivel estratégico que podrían generarse.

Muchos casos similares, demuestran que la sucesión de la propiedad de las acciones no genera un mayor sentido de pertenencia en la generación siguiente.  Pero, si es así, ¿qué otras opciones tenemos?

De acuerdo con estudios realizados por algunos expertos en empresas familiares a nivel mundial, podemos encontrar algunas prácticas exitosas para estimular el sentido de pertenencia en los miembros de familias intergeneracionales.

1. Promover que los miembros de la familia conozcan a la empresa. Es difícil que alguien quiera algo que no conoce. Por lo tanto, se deben generar espacios donde se comunican temas importantes. Por ejemplo, los resultados que se van logrando, las inversiones que se están ejecutando, los planes que se tienen, entre otros.

2. Invertir tiempo y energía en elaborar un plan integral de incorporación de los nuevos miembros de la familia a la empresa. Es recomendable comenzar a vincularlos desde temprana edad en actividades sociales de la empresa como las celebraciones por el aniversario de la compañía o la navidad; entre otros. Otra forma es promover su participación en las obras de responsabilidad social que promueva la empresa.

3. Incorporar, bajo un plan formal de vinculación y desarrollo profesional, a los miembros de la familia que tengan las competencias y expectativas de trabajar en la empresa familiar. La empresa los acompaña en su formación.

4. Considerar a los miembros jóvenes de la familia en la toma de decisiones, según vayan adquiriendo experiencia y desarrollando ciertas habilidades. Esto les hará sentir que sus opiniones son tomadas en cuenta y generará en ellos un mayor vínculo con la empresa.

Todas estas acciones, permiten estimular el sentido de pertenencia en la empresa familiar a través del desarrollo de la Propiedad Psicológica en los miembros jóvenes de la familia. Este paso previo, se constituirá en la base para generar una mayor Identificación y compromiso cuando llegue el momento de ejecutar la sucesión de la Propiedad Legal de la empresa hacia la siguiente generación.

Si tienes alguna consulta o necesitas asesoría

Comunicate con nosotros