Avantage > Blog > Empresa > Desafíos para la competitividad.

Desafíos para la competitividad.

Desafíos para la competitividad.
Por Jorge Peralta.

En el 2020 el mundo experimentó la pandemia mundial a causa de la COVID-19 representando uno de los más grandes desafíos para las economías globales, incluidas las empresas familiares. Muchas empresas, de diversos sectores, tuvieron la necesidad de “reinventarse” para evitar desaparecer en el proceso de cambio. No obstante, aquellas empresas familiares que no sean capaces de adaptarse al entorno estarán destinadas a desaparecer. 

Uno de los desafíos de las empresas familiares es desligarse de la fuerte influencia emocional que llevan consigo. Lo que les genera una mayor resistencia para asumir riesgos, sobre todo en periodos de crisis, donde los cambios puedan exigir de mayores riesgos para sobrevivir. (p.e. en periodos de crisis a una empresa familiar le será más difícil desvincular a sus trabajadores -familiares y no familiares- para reestructurar el trabajo y reducir costos; esto sobre todo en empresa de primera generación).

Otro desafío para las empresas familiares es saber construir relaciones de largo plazo con sus proveedores. Aunque las empresas familiares en primera generación son muy buenas en esto, a menudo esta capacidad se va perdiendo a medida que ingresan otras generaciones. Pues la familiaridad se va diluyendo con el tiempo debido a que las relaciones se tornan menos personales. (p.e. durante la crisis se observó como muchas empresas familiares mostraron su capacidad para mantener una sólida cadena de suministros activa, gracias a la relación que mantenían con sus proveedores claves, lo que les permitió mejorar los costos). Por ello, es importante tener en cuenta este factor para no detener la producción y afectar la competitividad. 

Finalmente, la estrecha separación de la propiedad y el control suele impedir una aleación correcta de los intereses financieros de la empresa. Sin embargo, si la empresa familiar logra contar con un directorio con miembros externos o independientes tendría una ventaja. Pues le resultará más sencillo neutralizar los deseos oportunistas de los gerentes propietarios aumentando la eficacia del uso de los recursos para el logro de objetivos comunes, sobre todo en entornos de alta volatilidad.