Avantage > Blog > Familia > Mantener el enfoque durante la crisis.
Mantener el enfoque durante la crisis.
Por Jorge Peralta.

No se debe esperar a tener la información perfecta de la crisis para tomar acciones tempranas o se perderá eficacia en los resultados e incluso se podría desaprovechar oportunidades únicas. Voltaire decía “lo perfecto es enemigo de lo bueno”, haciendo mención de que es preferible hacer una cosa de una calidad buena y en un tiempo razonable, que hacer una cosa perfecta dedicándole un tiempo excesivo. Es mejor orientar el enfoque en los temas estratégicos de protección a la familia para liderarla en la incertidumbre.

Para lograr un enfoque claro, se tiene que evaluar la capacidad de recuperación de la familia en la crisis y aprender a cómo revitalizarse a consecuencia de ella. Las empresas familiares que pueden proteger a los suyos y desarrollar mayor capacidad de adaptabilidad durante la crisis, crearán una ventaja competitiva duradera. Esto les demandará más trabajo y energía, por lo que deberán de actuar con velocidad y mantener su resistencia.

No gaste su tiempo ni energía. Fije sus objetivos en familia y manténganse enfocados en lograr los resultados deseados.

Incorporarse a la nueva normalidad será un momento de la verdad para los líderes familiares y se definirá por la confianza. La cual se hará notar con la sensación de seguridad que se le brinde a la familia y un enfoque claro de saber como recuperarse y revitalizarse después de la crisis. Tome en cuenta que el enfoque debe centrarse en adaptarse más rápido al repunte inicial post crisis.

Siga estas recomendaciones para aclarar los enfoques de recuperación y revitalización:

Para el enfoque de recuperación:

  1. Discuta en su consejo de familia cuales son los mecanismos de respuesta y protección a la salud de los miembros de la familia.
  2. Unifique la percepción colectiva del problema, determine su nivel de exposición y establezca escenarios posibles.
  3. Defina objetivos claves para garantizar la seguridad y continuidad de su familia.
  4. Resguarde el patrimonio familiar y reimagine como será el regreso al negocio.

Para el enfoque de revitalización:

  1. Reconecte a la familia, repase su historia y valores, hable sobre lo que está sucediendo, sean realistas y piensen en el largo plazo.
  2. Identifique y evalúe sus oportunidades dentro del nuevo entorno.
  3. Reimagine como será la nueva normalidad, establezca cómo la familia y la empresa deberían reinventarse y diseñe un plan de reingreso al mercado.
  4. Reinvéntese a si mismo. Rompa viejos hábitos, identifique lo que hay que cambiar y este abierto a nuevas formas.